Ciudad de México.-  La dirigente nacional del Morena, Yeidckol Polevnsky ha sido “revirada” por el Colegio de Contadores de México y ha quedado en claro que la “condonación” de 16 millones en impuestos, no fue error del contador, sino una acción que se promovió con el conocimiento de la política.

Culpar a su contador fue una salida fácil y rápida para Polevnsky, pero esto desencadenó un problema mayor que afecta a Morena como partido. Las sospechas de evasión de impuestos crecen como bola de nieve.

Aun cuando su partido está en el poder, se sabe que la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP y el SAT investigan todo lo que ocurrió en el gobierno de Peña Nieto, en materia de evasión de impuesto.

El Periódico Reforma dio a conocer las declaraciones de Rodolfo Jerónimo Pérez y de Rodolfo Colín, dos especialistas del Colegio de Contadores Públicos de México, que coincide en su apreciación de que la responsabilidad de pagar impuestos recae en el contribuyente, no en el contador.

Yeidckol aseguró que se trató de un error de su contador al omitir tramitar el cambio de régimen fiscal, de persona física con actividad empresarial a asalariada, cuando fue legisladora.

Pero los integrantes del Colegio de Contadores insisten en que la declaración anual que se presentó tuvo que ser aprobada por Yeidckol.

El propio Presidente Andrés Manuel López Obrador ha salido a decir que había despachos cuyo propósito era encontrar la forma de como evadir impuestos. “Hay otros despachos que se las saben de todas, todas y siempre van a buscar como quitarle impuestos a sus clientes”, precisó.