Naranjos Amatlán, Ver.- Una disminución en sus ventas han manifestado comerciantes de la zona centro, debido a la intensa ola de calor que azota a la zona norte de la entidad veracruzana, la ciudadanía prefiere quedarse en casa y evitar salir, ante las altas temperaturas que se registran y únicamente salen por las tardes, generando pérdidas en sus ganancias.

Son los comerciantes que se ubican en las inmediaciones del parque Constitución, principalmente quienes se dedican a la venta de diversos productos estéticos, calzado, vendimias, vestimentas, abarrotes e incluso de alimentos, dieron a conocer que la afluencia de consumidores durante el día es mínima, a causa del calor y por consiguiente se ven afectados en sus ingresos económicos.

Son las autoridades del sector salud quienes recomiendan a la población en general a no exponerse directamente a los rayos del sol, principalmente al mediodía, ya que es cuando la temperatura llega a oscilar entre los 35 a 40 grados centígrados, situación que puede provocar golpes de calor y casos de deshidratación.

Asimismo, la unidad de Protección Civil a cargo de Raúl Jiménez Purata, efectúa recorridos en la zona urbana para evitar que personas en situación de calle sean vulnerables a golpes de calor. Asimismo, por instrucciones de la Secretaría de Protección Civil, acuden a las diversas instituciones educativas, donde se realizan las recomendaciones necesarias para que los infantes eviten hacer actividades físicas que no cuenten con un domo e hidratarlos constantemente.