Álamo, Ver.- Una amplia zona del centro de la ciudad se encuentra abarrotada por decenas de comerciantes informales, quienes no conformes con bloquear las banquetas con su mercancía se han apoderado también de las calles, al punto de cerrar la circulación sobre algunas de ellas.

Este problema se aprecia principalmente sobre la calle Ferrocarril en la zona centro, donde ambos lados de la rúa se encuentran atiborrados por comerciantes informales, quienes con carretillas obstruyen la vialidad tanto a los peatones como a los vehículos, ocasionando un verdadero caos sobre esta área.

El problema se agrava con el comercio establecido, que también exhibe su mercancía sobre la calle, sin que hasta el momento las autoridades del rubro de Comercio o de Vialidad pongan un alto a esta situación.

Por Alberto Lee