Poza Rica, Ver.– A pesar de que se realizó un operativo implementado por inspectores de Xalapa en compañía de la secretaría de trabajo, Sesver, Protección Civil y la dirección de comercio local, muchos negocios denominados no esenciales acataron las indicaciones del sector salud, sin embargo, otros hace caso omiso .

El ingeniero Adán Miguel Esqueda Manzanillo de la protección contra riesgos sanitarios, comentó que de no acatar la indicación de cerrar de manera voluntaria tendrán que tomar sanciones que podrían llegar a la clausura del negocio como ya lo habían hecho en otras ciudades del estado.

Otra vez Poza Rica se encuentra en semáforo rojo,  y el personal de la Cofepris de Xalapa, verificará que el director de comercio José de Jesús Luna Kuri estuviera llevando a cabo los protocolos correspondientes de cerrar los negocios no esenciales, ya que con anterioridad algunos comerciantes, se quejaban de la situación pues no era pareja, ya que mientras unos permanecían cerrados otros eran privilegiados y abrían sus negocios.

Este martes varios de los comercios no esenciales abrieron sus puertas arriesgándose que sus negocios sean clausurados, zapaterías y tiendas de ropa hacen caso omiso a las contingencia y siguen arriesgando a empleados y clientes a contagiarse del virus del COVID-19.

Locatarios que si están siguiendo las indicaciones al pie de la letra piden a las autoridades municipales que tomen medidas para que todo sea parejo y no halla favoritismos.