Sudáfrica.- Un joven estudiante de Sudáfrica logró lo imposible para muchos, ya que comió por más de un año en sucursales de KFC sin pagar ni un solo centavo.

Así es el hombre de 27 años, comía en las sucursales de la tienda gratis al mencionar a los empleados que era un inspector de calidad de KFC, mentira que duró un largo tiempo pues éste aparentaba el cargo al llegar en lujosos autos, hablando con términos familiares de la empresa, al igual que dominando los procedimientos de KFC en sus tiendas.

Lamentablemente para el estudiante fue descubierto y denunciado, teniendo que pagar las consecuencias al no poder corroborar su identidad.