Tlacuilotepec, Pue.- El proyecto del gasoducto Tuxpan-Tula afecta a localidades indígenas de Veracruz, Puebla e Hidalgo, determina una jueza en Puebla.

El derecho colectivo a la tierra y territorio de comunidades indígenas en tres estados se ve vulnerado con el desarrollo del gasoducto Tuxpan-Tula, sostiene la jueza Yolanda Velázquez al dar la razón a la localidad de Cuautepec, en Tlacuilotepec, que promovió un amparo contra la obra.

En la sentencia del juicio 1971/2017, el juzgado segundo de distrito en materia de amparo civil, administrativa y de trabajo y de juicios federales recomienda identificar, caracterizar y valorar afectaciones que la Secretaría de Energía omitió en materia de impacto ambiental. Y es que, por ejemplo, con el uso de explosivos durante la construcción podría afectarse patrimonio arqueológico histórico y comunitario.

El Consejo Regional de Pueblos Originarios en Defensa del Territorio de Puebla e Hidalgo expresó en un boletín que “todas las irregularidades que señala la jueza” ya se habían denunciado públicamente “pues son muy claras al leer los documentos y permisos que tanto la empresa Transportadora de Gas Natural de la Huasteca (TGNH), filial de TransCanadá, así como Sener y ASEA (Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente), otorgaron para la operación de este proyecto”.

“Cabe destacar que esta sentencia no sólo beneficia a la comunidad de Cuautepec, beneficia a los pueblos originarios de los estados de Veracruz, Puebla e Hidalgo. La defensa social y legal continúa actualmente. Tenemos otros dos amparos en los diferentes colegiados de distrito tanto del estado de Puebla como de Hidalgo”, remarca el texto.