Sonreía y se tomaba la foto cuando pedía el voto, hoy se ha olvidado de los destruidos caminos

Chicontepec, Ver.- Tan cerca del olvido y tan alejados de las autoridades, así viven los chicontepecanos, que en algunos lugares sólo promesas recibieron y no ha podido llegar la mejoría a sus comunidades.

Uno de los caminos que en algún momento recibió una manita de gato y sus habitantes una promesa, fue en la ruta Camaitlán a Tecomate, donde aún esperan que se les haga justicia, tal vez para la próxima administración porque en esta no se le ven ganas al alcalde Pedro Adrián Martínez Estrada.

No por algo le han hecho manifestaciones y aunque diga que está atendiendo a su gente, sólo es a unos cuantos, no todos tienen el derecho a recibir los beneficios que ofreció cuando anduvo en campaña, ofreció mejores caminos, drenaje y  pavimentación.

Hasta la fecha, en algunas de las comunidades no se le ha vuelto a ver, sólo es el fantasma que alguna vez recorrió esos lares pidiendo el voto, hasta sonreía y le decía a la gente que hablaba su mismo idioma y que no los iba a dejar solos, pues eso se quedó en el aire, fueron promesas que no se ve para cuando cumplirá.

Hay lugares que están sin luz y eso no le preocupa mientras él esté cómodo en la presidencia municipal no importa lo demás y si le hacen manifestaciones se esconde como el armadillo y echa por delante a su gente para no enfrentar a los molestos habitantes que quieren ver resultados  a más de un año cuatro meses de haber llegado a la presidencia municipal.