Poza Rica, Ver.- Con sólo dos vuelos diarios subsiste el Aeropuerto Nacional El Tajín, ubicado en el municipio de Tihuatlán.

A pesar del colapso de la demanda de los servicios aéreos, el director municipal de turismo, Édgar Alfredo de León Silva, consideró que para rescatar esa infraestructura y atraer a los usuarios es necesario trabajar en conjunto con los gobiernos locales, empresarios y los representantes de la aerolínea.

Por lo que insistió en que es importante impedir el cierre definitivo de la base aérea, como recientemente fue propuesto a nivel nacional, por registrar pocos vuelos a otras partes de la República Mexicana.

“Reconocemos que hay una baja muy fuerte en el transporte aéreo, tras la caída del sector petrolero, sin embargo, debemos ir trabajando y sumando esfuerzos para evitar su cierre definitivo”, refirió el director de turismo.

Por ejemplo -dijo- cuando el Ayuntamiento realiza un evento nos reunimos con los encargados de la empresa Aeroméxico y del aeropuerto, para proponer y llegar acuerdos para que apliquen tarifas especiales a las personas que dedican viajar por avión, y con ello, generen derrama económica a la región.

Con relación a los daños que presenta la carretera, Édgar Alfredo de León Silva respondió que es un tema de orden federal, pero que las autoridades de Tihuatlán y Poza Rica mantienen las gestiones para lograr la rehabilitación en beneficio de las personas que aún utilizan los vuelos.

Por José Martín