Ciudad de México.- Con los problemas económicos, la contaminación y el uso de dispositivos electrónicos, cada vez es más común que las personas no puedan conciliar el sueño a los pocos minutos de acostarse.

Siempre nos quedamos pensando en los problemas que tenemos, en lo que haremos al otro día, en la falta dinero (en algunos casos) y en muchas otras cosas, o bien pasamos horas frente al celular y la emisión de la luz no permite que podamos cerrar los ojos después de soltar el teléfono.

Ante esta situación, el libro Relax and Win: Championship Performance recomienda una técnica militar utilizada por las fuerzas estadounidenses para dormir “como bebé” en menos de dos minutos.

 Lo primero que hay que hacer es relajar los músculos de la cara, alrededor de los ojos, lengua y mandíbula; dejar caer los hombros lo más bajo que se pueda. Relajar los brazos y hacer lo mismo con el pecho, haciendo respiraciones profundas. Seguir con las piernas, muslo y pantorrillas. Quedarse así, quieto y relajado, pensando solamente en que estamos acostados en una canoa, en un lago, viendo sólo el cielo. O bien pensar que estamos en una hamaca de terciopelo negro en una habitación oscura. Además de esto debes decir “no pienses, no pienses, no pienses”, durante 10 segundos.

También se recomienda, antes de todo esto, anotar todos los pendientes para el otro día en una libreta, así le quitas un “peso” a tu mente.

Redes