Monterrey, N.L.- Una genialidad de Rodolfo Pizarro en la agonía del primer tiempo fue suficiente para que Rayados de Monterrey avanzara a semifinales de la Liguilla MX, y eliminara a los Rayos del Necaxa anoche en el Gigante de Acero, en el partido de vuelta; el marcador global terminó empatado a un gol, pero la mejor posición en la tabla de los regios les da el pasaje a la siguiente ronda.

Monterrey salió con el deseo y el ímpetu de anotar y se fue encima de los visitantes, Jesús Gallardo se animó con un disparo de larga distancia que pasó apenas encima del travesaño. Al 20’ Carlos Rodríguez mandó un centro al corazón del área, en donde Stefan Medina se levantó completamente solo para conectar de cabeza, pero su remate se fue apenas por un lado del poste derecho cuando ya no había portero, pues Hugo González había salido precipitadamente.

Parecía que el descanso llegaría sin movimiento en el marcador, pero Rodolfo Pizarro sacó de la chistera el gol que le dio un respiro a La Pandilla, cuando Gallardo mandó un centro al área y un hombre de la defensiva necaxista no logró despejar correctamente y la pelota la cayó al ‘20’ albiazul que se dio la vuelta y definió al poste contrario para el 1-0 del partido y 1-1 global.

El segundo tiempo fue de ida y vuelta, con un equipo hidrocálido buscando el gol que obligara a Rayados a marcar otros dos tantos y Martín Barragán estuvo a punto de hacerlo al 57’, cuando enfrentó mano a mano a Barovero y el “Trapito” achicó perfecto para desviar la pelota.

Dorlan Pabón se salvó de ser expulsado luego de tirarle un codazo a Fernando González y a pesar de que el silbante César Ramos consultó el VAR, no mostró la roja al colombiano.

Los últimos minutos fueron de tensión, con Rayados defendiendo con todo y cerrando espacios y un Necaxa que se fue con todo al frente para encontrar el gol que les diera el boleto a la semifinal.