Ciudad de México.- Un grupo de indígenas se paró afuera de Palacio Nacional y realizó un ritual simbólico para que el nuevo presidente de México Andrés Manuel López Obrador tenga buena vibra.

“Queremos que no se pierda nuestra cultura, que niños y adultos no se sientan avergonzados de hablar nuestra lengua, queremos que se les enseñe desde pequeños y hasta que lleguen a la universidad”, comentó Mhädö Mhoñaxhi, jefe supremo de los pueblos originarios y comunidades del municipio de Zinacantepec en el Estado de México.

¿Usted qué opina?: