Álamo, Ver.- Inspectores de bares y cantinas empezarán a realizar operativos en los bares y cantinas, así como en el resto de los expendios donde se venden bebidas embriagantes, ya que el plazo para realizar los pagos de los refrendos concluyó el pasado 28 de febrero.

Los pagos en este mes de marzo son con su respectiva multa y a partir del primer día del mes de abril se iniciará con las bajas y clausuras.

Lo anterior fue dado a conocer por el director de Comercio, Guillermo Mendoza Mar, quien pidió a los propietarios que acudan a cumplir con el pago de sus impuestos y no estén trabajando de manera ilegal.

De acuerdo a la información que se dio a conocer desde el pasado mes de enero, los propietarios de los bares y cantinas tuvieron los dos primeros meses del año para realizar sus pagos, sin embargo no se dieron el tiempo para hacerlos y el tiempo para pagar sin multas y recargos ya concluyó, es por ello que se supervisarán este tipo de comercios con la única intención de que cumplan con sus obligaciones y además estén operando en buenas condiciones.

Con respecto a estos trabajos, los recorridos por los comercios dedicados a la venta de alcohol serán de manera aleatoria, por lo que aquellos que al ser supervisados y no hayan realizado su pago serán clausurados y dados de baja.

Mientras esto sucede, los propietarios de comercios que no hayan acudido a pagar lo hagan antes de que sean clausurados y así nada más se pague su refrendo con recargo y no se hagan acreedores a que los den de baja.

Por Eloísa Guerrero