Puebla, Pue.- El dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Lorenzo Rivera Sosa, espera a que se confirme la expulsión de quienes traicionaron a sus candidatos en la pasada elección y "no habrá carpetazo" en la Comisión de Justicia Partidaria del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

En este tenor, el líder del tricolor dijo que están dando seguimiento a los 36 expedientes presentados en contra de liderazgos y militantes que en el proceso electoral 2019 operaron a favor de los candidatos a un cargo de elección popular ajeno al Revolucionario Institucional.

Señaló que el nuevo líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, durante el proceso interno se pronunció a favor de revisar el actuar de todos los afiliados a esta fuerza política y en su caso, aplicar las sanciones que correspondan por violentar sus estatutos.

"No puede darlo, ese es el paso que ha dado, la apertura democrática para que mande las bases, los recorridos al interior y en la capital, el contacto de los militantes nos dice qué paso con esos traidores".

Rivera Sosa aseguró que se recabaron las pruebas suficientes para demostrar la traición del líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Leobardo Soto Martínez, además de los exlegisladores, Francisco Jiménez Huerta, Maritza Marín Marcelo y Vanesa Barahona de la Rosa.

Por Jorge Barrientos