Ciudad de México.- La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) mantiene congeladas 533 cuentas bancarias de un grupo del crimen organizado; 125 de las cuentas suman 109 millones de pesos. Esto es con el propósito de debilitar su estructura operativa y financiera.

El grupo delictivo del que se trata es uno de los más afectados, ya que muchos de sus principales operadores han sido detenidos o abatidos. Asimismo, se le han decomisado armas, cartuchos, cargadores, drogas y vehículos.

A cuatro meses de la operación Golpe de Timón en Guanajuato, se han detenido a 139 personas vinculadas al narco, entre ellos el operador regional Aurelio Agustín, alias “El Pony”, quien fue arrestado en Salamanca.

Dicha agrupación se apoderó de Guanajuato durante los últimos años, donde ahora se disputa el territorio con el Cártel de Santa Rosa, por lo que esta entidad se convirtió en una de las más inseguras del país.