Tempoal, Ver.- Los comerciantes ya no ven la puerta, debido a que las cifras de coronavirus han incrementado, la gente está saliendo menos a las calles y para algunos giros, las ventas se siguen reduciendo significativamente.

De acuerdo a lo que exponen decenas de comerciantes, principalmente dedicados a la venta de papelería, calzado y bebidas embriagantes, la reducción de ingresos, la perciben entre un 40 y 60 por ciento, aproximadamente, mientras que los que de plano, no han generado nada en tres meses, son los propietarios de bares y cantinas.

Y ante ese panorama, a pesar que los gobiernos estatal y federal han anunciado respaldar a todos los sectores, es momento que quienes se sostienen del comercio, no ven luz verde para algún programa que les permita el apalancamiento de sus establecimientos.

A lo que siguen recurriendo, explica la mayoría de vendedores, es a los microcréditos que ofrece la iniciativa privada, sin embargo, para ellos es un “arma de doble filo”, pues tienen previsto un endeudamiento mayor, pues los intereses son altos.