Chihuahua, Chih.- Lilia Alejandra García Andrade desapareció el 14 de febrero de 2001 y apareció muerta 15 días después. Desde entonces su madre Norma ha luchado porque haya justicia.

Hasta ahora, sólo hay un detenido, pero existen tres pruebas de semen de tres personas diferentes, por lo que Norma exige la revisión de todas las muestras. El gobernador Javier Corral está enterado y prometió ayuda, pero no dijo cuándo.

“Ya tuvimos una reunión, 15 días después del Foro de Pacificación en Chihuahua. Javier Corral presidió la reunión y estaba con la firme creencia que el caso ya estaba resuelto, pero yo le dije que no y le expliqué cómo iban las investigaciones”, explicó.

“Lo que le solicité es que se compruebe el ADN de tres personas y me dijo que sí lo revisará, pero no me indicó fecha, ya que estamos juntando el dinero”, precisó Norma Andrade.

“Hasta el momento no tengo respuesta, pero espero puedan instalarme, ya que requiero recursos para los abogados”, culminó.

¿Usted qué opina?: