¡Abandonadas las víctimas de camionazo en Huauchinango!

Ya son cuatro fallecidos; ¿cuántos más para que la empresa active seguro de gastos médicos?

Poza Rica, Ver.- Con perversa crueldad y por ahorrarse unos pesos, la empresa Estrella Blanca, propietaria de la línea Futura, abandonó a las víctimas del camionazo ocurrido la madrugada de este miércoles 26 de septiembre en la autopista México-Tuxpan, a la altura del kilómetro 164+700 (entre Xicotepec de Juárez y Huauchinango, Puebla).

En el lugar de los hechos fallecieron tres personas y resultaron lesionadas otras siete y, en el transcurso de este jueves falleció un cuarto pasajero como consecuencia de que la empresa no se hace responsable de los gastos médicos y ha actuado con saña al retrasar intencionalmente los trámites para activar los seguros.

Y la brutalidad de los propietarios de la empresa de transporte Estrella Blanca podría cobrar más víctimas. Entre los heridos graves se encuentra Virginia Camacho Lárraga, quien está internada en el hospital de traumatología “Doctor y General Rafael Moreno Valle”.

De acuerdo con los familiares, mientras la paciente se debate entre la vida y la muerte, personal y ejecutivos de Estrella Blanca se han negado a liberar las pólizas de seguro para que se le brinde la atención médica que requiere.

Dado que ya presentó fallo renal -por los golpes internos-, necesita urgentemente una hemodiálisis, misma que se le debe practicar a la brevedad para que pueda evolucionar favorablemente, pero ese tratamiento está atorado por un argumento atroz.

El encargado de Estrella Blanca, Claudio Misael Cruz, con actitud prepotente e insensible ante el dolor ajeno, asegura que no se le puede brindar esa hemodiálisis porque -él supone- la paciente ya traía algún antecedente de problema en sus riñones.

Lo cierto es que 72 horas después del accidente ningún empleado de Estrella Blanca, ni sus abogados, ni sus ejecutivos, ni nadie de esa línea de transporte, se ha apersonado en el hospital de traumatología “Rafael Moreno Valle” para presentar la póliza de seguro y hacerse responsables de los gastos médicos correspondientes. Ni siquiera por teléfono han intervenido.

Lo que es peor aún, es que a los familiares se les ha negado toda información respecto del nombre y responsables de la empresa aseguradora que Estrella Blanca tiene contratada para hacer frente a este tipo de siniestros, con lo que demuestran que el bienestar de los pasajeros no tiene prioridad.

Ya van cuatro personas fallecidas, la última, abandonada a su suerte en un nosocomio de Huauchinango, Puebla. ¿Cuántas personas más deberán fallecer para que Estrella Blanca por fin se toque el corazón y autorice los gastos médicos para que los heridos sean atendidos en los hospitales y tengan oportunidad de sobrevivir?

La actitud sanguinaria de Estrella Blanca no corresponde a una empresa con valores buenos que se preocupe por sus usuarios, que tenga a sus clientes como lo más importante y exhibe el rostro inhumano y bestial que realmente es.

LOS HECHOS

Como ya es del dominio público, los hechos ocurrieron la madrugada de este miércoles 26 de septiembre en el kilómetro 164+700 de la autopista 132D Tulancingo-Tihuatlán, tramo Nuevo Necaxa-Ávila Camacho, aproximadamente a las 05:00 horas.

El autobús Futura, procedente de Tampico con destino a la Ciudad de México, se impactó de frente contra un tráiler de la empresa Transportes Ahuazotepec, con doble remolque, con 40 toneladas de arcilla con rumbo a Tamaulipas.

Según versiones al respecto, el chofer del autobús Futura se durmió y perdió el control de la pesada unidad hasta estrellarse contra el tráiler. Luego del accidente el conductor se dio a la fuga.

En el lugar de los hechos fallecieron dos personas, Ignacio Pérez Zúñiga, originario y vecino de Cazones, de 29 años y Noé Hernández Martínez, de 26 años, quien tuvo su domicilio en Nuevo Progreso, Tihuatlán.

Horas después falleció un tercer pasajero y en el transcurso de este jueves 27 de septiembre murió una cuarta víctima.

A bordo de tres ambulancias fueron trasladados al hospital de Necaxa las siguientes personas lesionadas, Guillermo Cordero Juárez, de 38 años; Rosa Salvador Tejeda, de 33 años; Alexis Martínez Reyes, de 23 años; Valentín García Leal, de 65 años; Juana Serafín Cruz, de 29 años; Rebeca Téllez Cruz, de 57 años y Virginia Camacho Lárraga, de 49 años. Esta última posteriormente fue trasladada en helicóptero al hospital de traumatología “Rafael Moreno Valle”, ubicado en la capital de Puebla.

Los lesionados, por negligencia de Estrella Blanca, permanecen con la mínima atención médica, ya que no han activado los seguros de gastos médicos, una faceta de la empresa Estrella Blanca que demuestra su verdadera naturaleza empresarial, desalmada, implacable, egoísta y sanguinaria.

¿Usted qué opina?: