Texmelucan, Pue.- Dos cuerpos en avanzado estado de descomposición yacían en los límites de las comunidades de San Juan Tuxco y San Buenaventura Tecaltzingo.

Fueron lugareños quienes reportaron que en el paraje conocido como “La Coyotera” se encontraban los cuerpos, los cuales la fauna silvestre ya había comenzado a devorar.

Uno se encontraba más putrefacto y semienterrado, a unos metros del otro, el cual presumen que podría haber sido arrojado tiempo después en el lugar.

Las autoridades estiman que el cadáver semienterrado tenía entre 4 y 5 días de descomposición.

Extraoficialmente, se supo que ambos cuerpos presentan señas de lo que podrían haber sido impactos de bala a la altura del pecho, por lo que no se descarta que hayan sido ejecutados.

Ambos cuerpos permanecen en calidad de desconocidos, pero se espera que con las averiguaciones se pueda determinar quiénes eran y el móvil de los asesinatos.

Por Jorge Barrientos.