La inseguridad en Salamanca ha llegado a tal grado que la Cruz Roja optó por cerrar sus puertas luego de que un comando armado amenazara a paramédicos. #Salamanca

“Debido a ciertos acontecimientos violentos en los que se vio expuesto nuestro personal por orden de nuestras autoridades institucionales no se brindará servicio”, dio a conocer la benemérita institución en un comunicado.

Y es que la ambulancia en la que llevaban a un lesionado fue interceptada por varios sujetos, que amagaron a los socorristas para que bajaran al baleado que llevaban al hospital y se lo llevaron.

El hombre había sido auxiliado la tarde del sábado en la colonia San Roque, donde fue atacado a balazos.

“Todos los que somos voluntarios en esta noble institución creemos en su misión llena de un espíritu humanitario que nos guía pero en este momento debemos cuidar nuestra integridad, también nosotros somos padres, hijos, hermanos”, precisa el comunicado.