Hermosillo.- Acusado por la PGR de lavado de dinero, este 10 de noviembre cumplió dos años tras las rejas el exgobernador Guillermo Padrés. Fue en 2016 cuando luego de conceder una entrevista a Ciro Gómez Leyva, el ex mandatario acudió voluntariamente al Juzgado 12 para ponerse a la disposición de las autoridades, que ese día también aprehendieron a su hijo Guillermo Padrés Dagnino por el presunto delito de lavado de dinero.

Durante el proceso de defensa, Guillermo Padrés, al ver que su hijo estaba recluido en el Altiplano, una cárcel de alta seguridad, emprendió una huelga de hambre con la que logró que su vástago fuera trasladado al penal federal de Cuautla, Morelos, de donde fue liberado nueve meses después gracias a que la PGR desistió de seguir adelante con los cargos en su contra.

Actualmente, el también ex senador y ex diputado federal se encuentra preso por el presunto delito de lavado de dinero, ya que la Procuraduría no tuvo pruebas para acreditar su presunta responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, defraudación fiscal y delincuencia organizada,

¿Usted qué opina?: