Nuestras Redes

Columnistas

De los Ángeles a los Demonios. Retos para la justicia en 2021

Publicado

-

El año que inicia trae consigo innumerables retos para nuestro país y el resto del mundo en todos los ámbitos, uno de ellos es la administración y procuración de justicia, toda vez que, 2020 nos dejó importantes lecciones por cuanto hace a la necesidad y funcionalidad de implementar tecnología en el ámbito jurisdiccional con el propósito de hacer realidad el mandato constitucional de acceso a una justicia pronta y expedita.

En este sentido, el año pasado tanto a nivel federal como local se registró un significativo avance en la materia al ser presentadas importantes iniciativas de Reformas, las cuales se encuentran en proceso de análisis, para en su caso ser aprobadas y entrar en vigor durante 2021.

Una de las iniciativas presentadas a nivel federal busca adicionar un párrafo al artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con la finalidad de que, tanto el Poder Judicial de la Federación como los locales, además de los tribunales agrarios y electorales faciliten a los justiciables el acceso a la justicia a través de herramientas tecnológicas.

Asimismo, se encuentra en proceso de análisis la Iniciativa relativa a la nueva Ley General de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias, la cual contempla que tales procedimientos puedan llevarse a cabo a través de medios electrónicos con el objetivo de hacerlos más agiles y menos burocráticos.

Por cuanto hace al estado de Veracruz, está en discusión la Iniciativa con proyecto de Decreto por el que se adiciona un párrafo al artículo cuarto de la Constitución local en materia de justicia digital y para la utilización de medios electrónicos en su impartición.

Sin duda, de lograrse la aprobación de estas Reformas la justicia en línea será una realidad en próximos meses, no obstante, debe tomarse en cuenta la necesidad de llevar a cabo una reingeniería en el sistema jurisdiccional con el propósito de obtener resultados exitosos, además de realizar las gestiones necesarias para lograr que ésta se encuentre al alcance de todas las personas.

Otro importante reto para el Poder Judicial será la operación del nuevo modelo de justicia laboral, el cual representa un parteaguas en los procedimientos laborales; el año pasado arrancó la implementación de la primera etapa, entrando en vigor en ocho entidades de la república, mientras que en 2021 se pondrá en marcha la segunda fase, sumándose catorce estados, incluido Veracruz.

En este sentido, entre los retos pendientes se encuentra realizar una armonización legislativa que contemple Reformas a las constituciones locales, además de la publicación de leyes para la creación de los centros de conciliación y de los tribunales laborales especializados dependientes del Poder Judicial.

Es preciso mencionar que, a partir de su implementación los juicios se desarrollarán con un nuevo procedimiento regido por los principios de oralidad, inmediación, continuidad, concentración y publicidad, no obstante, debe tomarse en cuenta que antes de presentar una demanda será obligatorio buscar solución a través de la conciliación prejudicial.

La transición a este nuevo sistema será uno de los principales desafíos para la justicia durante el 2021, por lo que, la capacitación de los nuevos jueces laborales, así como de los abogados litigantes y la información brindada a los justiciables, será fundamental para lograr el éxito y eficiencia de este nuevo mecanismo.

No debe omitirse que, las Reformas al Poder Judicial de la Federación aprobadas a finales del año pasado también implicarán significativos retos: la sustitución de los Tribunales Unitarios de Circuito por Tribunales Colegiados de Apelación, el remplazo de los Plenos de Circuito por los Plenos Regionales, así como la creación de la Escuela Federal de Formación Judicial, representarán importantes oportunidades.

Indudablemente 2021 será un año de cambios relevantes en nuestro sistema de administración y procuración de justicia, así como de muchos desafíos para el personal jurisdiccional, litigantes y justiciables, quienes debemos informarnos y prepararnos para hacer frente a los retos venideros.

Advertisement
Comentar

¿Usted qué opina?:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Columnistas

POLÍTICA URBANISTA. Participación ciudadana

Publicado

-

Por Arq. Braulio Javier García Nieva

Es la razón central de los gobiernos democráticos como el nuestro. El empoderamiento ciudadano como nueva terminología, es una de las nuevas estrategias para intentar lograr esto que en nuestra cultura y en nuestro país es tan difícil, que es la participación activa de la ciudadanía en las acciones del gobierno que van desde exponer puntos de vista, hasta ser copartícipe de su implementación.

La participación ciudadana es trascendental para el justo apego de la utilización de los recursos públicos para la solución de los problemas más sensibles e inmediatos que aquejan a la sociedad que nos rodea y de la cual todos somos parte.

Pero ¿Cómo motivarla sin que se desborde? ¿Y cómo eliminar esta apatía hacia las acciones que nuestro gobierno hace y que la mayoría de los ciudadanos muestra?

Ciertamente se tendrá que partir de romper paradigmas ideológicos que encasillan en automático a las personas y como ejemplo tratemos el siguiente.

¿Cuántas veces han visto que cuando una persona resulta muy activa y participativa la gente dice, este parece político?, o cuando en ciertos grupos el líder o representante de los mismos llega a destacar en algún aspecto las personas comentan, este va para político.

Esos dichos o precalificaciones paradigmáticas que salen de manera consciente o inconsciente, muestran que la regla o norma sea la no participación, el quedarse callado o la cero expresión de nuestro punto de vista hacia los lideres o representantes que tenemos y eso es el tema a cambiar y a aplicarse, sobre todo en estos tiempos próximos electorales que ya están tocando la puerta y por lo menos ya empezaron a inundar los tiempos de los espacios televisivos y de las radiodifusoras, para que la inercia de la apatía ciudadana se rompa y por lo menos a lo que a los partidos políticos les interesa, es para que la gente vote en este próximo proceso electoral histórico y trascendente que como mexicanos tendremos.

Más allá de solo un acto de participación ciudadana, necesitamos una costumbre de participar en todos y cada uno de los actos de gobernanza qué hay de parte de nuestros gobernantes hacia nosotros como ciudadanos.

Muchas de las acciones y decisiones que los gobiernos toman deben y tienen que ser consultadas por la ciudadanía, y es nuestro deber como ciudadanos ser parte de estos procesos.

Sin importar la actividad que hagas de manera particular, siempre hay y habrá alguna forma de ser más activo con la sociedad que te rodea, puede ser un club, sindicato, una unión, asociaciones civiles (existen muchas y siempre habrá uno que comparta tus intereses), colegios de profesionistas, cámaras empresariales, etc.

Esto es fundamental para el mejoramiento del entorno pues al momento de generar proyectos, o algo mayor como planes estratégicos, planes de ordenamiento territorial o planes de ordenamiento urbano, esos se generan con la participación activa de la ciudadanía para ir delineando el rumbo del cual queramos o no seremos parte como ciudadanos.

Y ser parte proponente en este tipo de planeación trascendente es más enriquecedora cuando las personas que participan en ella, están abiertas a exponer sus necesidades, cuando hay ciudadanos acostumbrados a participar y exponer su punto de vista y cuando existe un rumbo o una necesidad consensuada con un gran número de beneficiarios, y no solo con unos cuantos, o siempre los mismos como suele suceder. Al respecto sabias que dentro de las administraciones municipales deben existir consejos, estos consejos integrados en su mayoría por la parte ciudadana y en menor porcentaje por funcionarios públicos son los que toman decisiones del tema por el que fueron creados; investiga e infórmate como estos múltiples consejos existen y funcionan en tu ciudad y empieza a ser partícipe de tu entorno y su futuro.

Continuar Leyendo

Columnistas

De los Ángeles a los Demonios. 2021: año del empoderamiento femenino

Publicado

-

Dra. Denisse de los Ángeles Uribe Obregón

Magistrada del H. Tribunal Superior de Justicia

El 4 de enero de 2021, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) hicieron historia al designar en ambas presidencias de Sala a dos destacadas mujeres, quienes ocuparán este cargo durante el periodo 2021-2022.

Al frente de la Primera Sala de este alto Tribunal se encuentra la ministra Ana Margarita Ríos Farjat, abogada y maestra en derecho fiscal por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y doctora en política pública por el Tecnológico de Monterrey, quien inició su carrea laboral en el Poder Judicial de la Federación y además cuenta con una destacada trayectoria tanto en el sector público como en el privado.

En la presidencia de la Segunda Sala fue nombrada la ministra Yasmín Esquivel Mossa, licenciada en derecho por la UNAM, maestra en administración de instituciones educativas por la Universidad del Valle de México (UVM) y doctora en derecho por la Universidad Complutense de Madrid, quien ha labrado una amplia trayectoria jurisdiccional, desempeñando entre otros cargos los de secretaria de Estudio y Cuenta, magistrada unitaria de los Tribunales Agrarios y presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del entonces Distro Federal.

De esta manera, 2021 pasa a la historia como el año en que por primera vez dos mujeres ocupan estas importantes posiciones al mismo tiempo, dando un transcendental paso hacia la equidad de género.

Vale la pena recordar que, la primera mujer que obtuvo el nombramiento de ministra fue la abogada María Cristina Salmorán de Tamayo en 1961, de ese año a la fecha 13 mujeres han ocupado este importante cargo en el Máximo Tribunal del país.

El camino de las mujeres en el ámbito jurisdiccional al igual que en otras esferas no ha sido sencillo, sin embargo, en los últimos años a través de reformas y acciones concretas se han conseguido importantes avances en materia de equidad de género, no obstante, aún falta mucho por lograr.

Actualmente sólo cuatro Tribunales locales son presididos por mujeres: Aguascalientes, Hidalgo, San Luis Potosí y Veracruz, en donde es de destacarse que, el H. Tribunal Superior de Justicia se encuentra integrado de manera paritaria, logrando de esta manera materializar la equidad de género.

Sin duda, poco a poco México y el resto del mundo se encaminan a la construcción de una sociedad más igualitaria y con mayores oportunidades para las mujeres, prueba de ello es la vicepresidenta de los Estados Unidos de América, Kamala Harris quien el pasado 20 de enero se convirtió en la primera mujer en jurar este cargo en el país vecino.

Dentro de su trayectoria destaca el haber sido la primera mujer fiscal de distrito en la ciudad de San Francisco, para luego convertirse en la primera fiscal general de California y posteriormente en la primera indoamericana en formar parte del Senado, en su discurso de la victoria, destacó que es la primera mujer en ocupar este cargo, pero no la última, convirtiéndose en ejemplo e inspiración de muchas mujeres que día a día se esfuerzan por alcanzar sus sueños.

La lucha por el empoderamiento femenino ha cobrado especial relevancia en la actualidad, toda vez que, han logrado romperse muchos techos de cristal, sin embargo, alcanzar una participación igualitaria en la toma de decisiones continúa siendo uno de los retos pendientes en la agenda mundial al que debemos hacer frente desde nuestros espacios de responsabilidad. 

Continuar Leyendo

Columnistas

LA  NOVELA “POZA   RICA”

Publicado

-

Por Leonardo Zaleta.

Cronista de la ciudad.

Resulta extraño pero al mismo tiempo reconfortante, constatar que un distinguido asturiano, a la mitad de la vida, haya escogido a Poza Rica, no simplemente como título, sino como escenario para incursionar por primera vez en el fascinante mundo de la novela histórica.

En la bibliografía de nuestra ciudad hay tres novelas: “Poza Negra. La tragedia de Poza Rica” de Indiana Nájera, publicada por Libro Mex en 1960; la novela de Carlos Fuentes “La cabeza de la hidra”, que apareció el año de 1978 con el sello de Editorial Planeta, (una intriga petrolera donde se involucran alemanes, árabes y judíos), y ”Morir en el Golfo” de Héctor Aguilar Camín (Editorial Océano,1986). Esta última llevada a la pantalla en 1989 con las actuaciones de Blanca Guerra y Enrique Rocha, dirigidos por Alejandro Pelayo.

La novela “Poza Rica” se desarrolla en esta tierra donde el sol toca el filo de los cerros para desparramarse en calor por las calles.

La propuesta literaria de Javier  Suárez Mier tiene mérito indiscutible. En el andamio de la historia donde se nutre el argumento se expresan los hechos, no precisamente como fueron, sino como pudieron haber sido. Este es el enfoque novedoso, distinto de sus antecesoras. La frontera entre la realidad y la ficción se torna imperceptible.

Suárez Mier es licenciado en Ciencias de la Información, pero se ha entregado con pasión al periodismo, y actualmente es el responsable de la estación Radio Salamanca. Se identifica con su personaje: acostumbrado a que cuando una duda le pica se rasca investigando. Es de los muchos que cuando jóvenes fuimos pescadores de estrellas.

Desde que dio los primeros pasos para estrenarse en el campo de la literatura de ficción, estaba consciente que  tan importante es lo que se dice como la manera de decirlo, de ahí que sea imprescindible guardar el equilibrio para construir la obra con el estilo fino y elegante que logró.

El desarrollo de la novela “Poza Rica”, tiene raíz histórica y lógica contundente. Los personajes tienen rostro y nombre: Lázaro Cárdenas, Eduardo Pérez Castañeda, Francisco Franco, o Mr. Smails el superintendente anglosajón.

Pero se entrecruzan para robustecer el discurso narrativo: Raúl Cienfuegos, el niño Fidel Aguilar, Matías Potros, Dominique Liers y Artur Dietrich, por mencionar solo los que aparecen de manera sobresaliente, formando una urdimbre bien planteada y elegantemente resuelta, en 300 páginas de acción, intriga, suspenso, política, y una pequeña dosis de romance para endulzar la lectura.

La novela transcurre en dos planos: el que abarca los años de 1935 a 1939, cuando el  protagonista principal Raúl Cienfuegos – que un día dejara la cuenca minera de La Felguera, en Asturias, expulsado por la victoria de Francisco Franco -, decidió  venir a trabajar a Poza Rica contratado por la compañía El Águila.

Y el segundo, se ubica en el año 2005, donde la acción central corre a cargo de Raúl Cienfuegos, el nieto, intrigado al encontrar una extraña carta fechada en 1940, donde el abuelo le pide a su mujer y a su hijo que no lo busquen y que se olviden de él; así que el descendiente curioso se autoimpone el reto de desenterrar el pasado misterioso 70 años después.

En la primera etapa asistimos al campamento de Poza Rica cuyos magnates explotaban impunemente a los trabajadores, que tenían que sufrir negras vejaciones por carecer de un organismo de representatividad; eran los días en que se intentaba organizar un sindicato petrolero fuerte que se habría de consolidar hasta 1935, para blindar el proyecto del presidente Lázaro Cárdenas de decretar la expropiación petrolera tres años después.

Como consecuencia, Inglaterra, Holanda y Estados Unidos, países afectados con la nacionalista determinación, bloquearon los mercados internacionales para impedir que México vendiera el petróleo extraído por manos mexicanas.

Dos potencias negociaron la compra de nuestro petróleo: la Italia de Mussolini, y Alemania a través del Tercer Reich, con quien México celebró un contrato por 17 millones de dólares el 8 de diciembre de 1938.

Con el petróleo mexicano Hitler inició la conquista de Europa, que vio caer bajo la bota nazi ciudades como Noruega, Dinamarca, Países Bajos y Francia, en esa orgía de sangre que fue la segunda guerra mundial.

En algunos viejos campos petroleros como Álamo y Cerro Azul, se conserva maquinaria con la emblemática swástica. Es que el pago del gobierno ario se pactó en especie: maquinaria, refacciones y herramientas de lo que México estaba urgido.

Pero el bombardeo japonés a la base de Pearl Harbor el 8 de  diciembre de 1941, obligó a los Estados Unidos a intervenir en la conflagración; y el hundimiento del buque-tanque “Potrero del Llano”, el 13 de mayo de 1942 al sur de Miami, presumiblemente por un submarino alemán, y el del “Faja de Oro” el día 20 en Cayo Hueso, ambos en costas de Florida, provocó que el presidente Ávila Camacho declarara la guerra a los países del Eje: Berlín-Roma-Tokio, el 28 de mayo de 1942.

El desabasto de petróleo mexicano, en gran parte impidió el avance de las tropas alemanas, y poco a poco los aliados marcharon rumbo a la victoria.

La anécdota que Javier Suárez toma para construir su interesante novela, es el hundimiento de un buque tanque al que llama “Riese” cargado con 10,000 toneladas de petróleo, después que los empresarios germanos en México cooperaron para financiarlo; una vez que fue cubierto el precio al gobierno mexicano, y después de haber zarpado del puerto de Veracruz rumbo a Hamburgo, temerariamente, Raúl Cienfuegos y otros intrépidos idealistas decidieron, en una acto de piratería, hundirlo en medio del océano.

Cuenta Javier Suárez, que Alemania a través de una complicada red de espionaje fomentaba el descontento de los trabajadores petroleros para que tomaran la determinación de organizar un sindicato vigoroso; apunta cómo la expropiación benefició a Alemania al asumir el papel de comprador principal del petróleo mexicano ante el bloqueo de los países afectados por la expropiación. Y cómo este petróleo sirvió para transportar la maquinaria bélica nazi durante la contienda que cubrió de sangre y muerte al mundo entre 1939 y 1945.

Poza Rica era en aquel momento el campo productor de petróleo más importante de México, de ahí que la novela tenga como cuna esta ciudad del norte veracruzano.

Quizás por eso la novela “Poza Rica” tiene el encanto que culmina en un final que nos deja perplejos, lo cual es alarde de argucia y destreza de un orfebre de las letras.

Terminé la lectura de la novela con una sonrisa. Es una narración amena, precisa, donde se plasma y entrecruza la intriga, la venganza, el suspenso y el realismo en un tema actual y escandaloso.

Quiero expresar mi más amplio reconocimiento a la Sección 30, por el acierto de organizar este evento cultural  tan relevante. Por invitar a la comunidad pozarricense a compartir esta novela publicada en España por la Editorial Círculo Rojo (Sevilla, España. 2010).

En mi camino, he tenido la fortuna de encontrar a personas que pasean los recuerdos de aquella época, y a algunos descendientes de aquellos hombres rudos y tenaces que le dieron vida a esta novela, donde nos hemos visto reflejados, porque en sus páginas se evidencia la admiración de Javier Suárez Mier por esta ciudad que no conocía, y que plasmó con gran sensibilidad y maestría.

Con la sinceridad de mis paisanos déjame decirte, Javier: “Por el simple hecho de pisar esta tierra ya eres mi hermano”.                                                     Nov. 19 de 2010.

Continuar Leyendo

Diario Digital

Cineboc - Mujer Maravilla 1984

Tendencia