Veracruz, Ver. – La diputada del PRI, Anilú Ingram Vallines integrante de la Comisión de Desarrollo Social en el Congreso federal, dijo que los recientes señalamientos sobre las estancias infantiles en el sentido de que son un negocio o bien que fueron ingresados niños inexistentes, son acusaciones que deben ser probadas y denunciadas ante las instancias correspondientes.

“Los señalamientos deben ser probados, y denunciados ante las instancias ministeriales, no se vale sólo hablar y señalar, sino comprobar.”

Dijo que lo preocupante ahora es la situación en la que se encuentran las encargadas de dichas estancias, pues no existe ni el mínimo diálogo por parte del delegado federal Manuel Huerta Ladrón de Guevara, y no saben cómo actuar ante el nuevo ciclo que inicia el 7 de enero.

Cuestionada sobre su actuación al frente de la Delegación de Desarrollo Social en la entidad, y si en su momento se detectaron irregularidades, reconoció que sí, pero a todos se les dio solución y como prueba está el número de todas las que fueron dadas de baja.

“Existe el marco legal, ahí está la ley; en su momento actuamos con severidad y existen las pruebas de lo que digo.”

La legisladora federal lamentó el recorte del 46% al rubro antes mencionado e informó que ya solicitó audiencia con el Delegado Federal para que vea las afectaciones al servicio de las estancias y definir cómo lo va a solucionar.

La diputada priista, fue entrevistada en el marco de una reunión con una comisión de encargadas de estancias infantiles en la Ciudad de Veracruz.

POR JULIO ORTIZ