Ciudad de México.- Las acusaciones contra Elba Esther Gordillo, exlideresa del SNTE, no eran sólidas, afirmó en entrevista Olga Sánchez Cordero, exmagistrada y futura secretaria de Gobernación.

“Sí detecté varias situaciones en las que no estaba muy bien armada la acusación. Era una acusación no sólida”, comentó al detallar que se dio cuenta cuando ella aún estaba en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el abogado de Gordillo pidió que se atrajera su caso.

Y explicó que no puede haber fraude fiscal si no se determina la cantidad que se defraudó, lo que nunca fue demostrado por la parte acusatoria.

Sobre la coincidencia de la liberación de Gordillo con el día en que Andrés Manuel López Obrador recibirá su constancia como presidente electo, sostuvo que es sólo eso, coincidencia.

 

¿Usted qué opina?:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.