Papantla, Ver.- Un trabajador del hospital del IMSS Papantla fue denunciado por sus familiares tras armar tremendo escandalo el pasado fin de semana, cuando bajo los efectos de las drogas arremetió contra toda su familia al indicarles que se iba a morir porque tenía Sida.

Tras indagar el caso, este medio logró saber que la Policía incluso conoció de los hechos que ocurrieron en el patio de una vivienda ubicada en la calle Uno de Electores número 107 del Barrio del Zapote; refieren familiares que Jesús Manuel Cuevas León se encontraba ebrio y posiblemente hasta drogado, por lo que arribó a la casa de sus familiares y comenzó a agredirlos.

Cuando uno de sus tíos quiso detenerlo el agresivo sujeto subió a su carro y lo arrolló; el lesionado y tío del susodicho dijo llamarse Cipriano Cuevas, quien acusa que Jesús Manuel también intentó arrojarlo a un pozo artesiano, situación por la cual tuvieron que llamar a la Policía para controlar al individuo.

No obstante, al notar la llegada de los uniformados el sujeto en mención se escondió en una vivienda y finalmente se libró de ser detenido. Tras estos hechos, el señor Cipriano resultó con lesiones y tuvo que recibir atención médica; varios vecinos fueron testigos del hecho, informaron familiares.

Ante lo ocurrido, el agresor, quien además labora en el IMSS de Papantla, se comprometió a pagar los daños ocasionados, así como también las curaciones de su tío, al reconocer que había cometido un error.

Al paso de algunos días dicho sujeto sólo entregó 500 pesos y se deslindó por completo del caso y hasta se burló de sus familiares al decirles que por sus influencias en el hospital comunitario no se hará responsable de nada.

La unidad con la que arrolló al ahora quejoso se encuentra asegurada en el patio de una vivienda propiedad de su tía Roció Cuevas, también trabajadora del mismo hospital, a ese coche se le aprecia una abolladura.

El señor lesionado, quien labora como taxista en Papantla, sólo exige que se le paguen las curaciones, radiografías y medicamentos, así como los días que no ha podido laborar, pues con lo que gana de taxista mantiene a su familia, toda vez que en ningún momento tuvo la intención de causar daño al ahora denunciado y por el contrario, quiso ayudarlo.

Asimismo, se aclaró que no es la primera vez que Cuevas León arma semejante escándalo al decirse deprimido por padecer una enfermedad venérea (Sida), pero ignoran si es verdad o sólo lo dice a manera de chantaje, lo cierto es que cada vez que ingiere bebidas embriagantes se torna violento e incontrolable.

¿Usted qué opina?: