Pueblo Viejo, Ver.- Vecinos de la congregación Anáhuac esperan que con los inesperados trabajos de desazolve se resuelva el problema de las inundaciones, aunque indicaron que no es suficiente.

“El drenaje no da abasto, no solamente es venir a desazolvar –que a pesar de lo importante que es hacerlo, es uno de los temas más desatendidos por el gobierno municipal– sino que también hay que modernizar la red de drenaje”, opinó Juan Pérez, quien vive en una de las partes bajas.

Y continuó: “Apenas empieza la temporada de lluvias y ya la semana pasada nos dimos una idea de lo devastadoras que son aunque no sean fuertes, por lo que hay que poner manos a la obra y no nada más cantar la ayuda”.

Una de las soluciones, opinó, sería que el Ayuntamiento tuviera en cuenta un sistema de bombeo que trabajara de manera constante para evitar que los canales se obstruyan y, por tanto, las calles y casas se inunden.

¿Usted qué opina?: