Río Blanco, Ver.- Se halló un “cementerio clandestino” donde ya se recuperó una docena de cuerpos de personas asesinadas por el crimen organizado

Aracely Salcedo, representante del Colectivo de Familias de Personas Desaparecidas Orizaba-Córdoba, confirmó que en esta tercera búsqueda de fosas en Río Blanco, Veracruz, muy cerca de Orizaba, se han exhumado seis cuerpos que se suman a cuatro que ya se habían sacado en años anteriores.

En este lugar, que desde hace casi más de año y medio (2017) es revisado por el colectivo, en total se han encontrado 10 cuerpos. En esta actividad reciente, los binomios caninos fueron los que detectaron cuatro fosas positivas, más tres puntos posibles adicionales, es decir, puntos potenciales.

Estos tres puntos de prospección con pozo de sondeo son complicadas de detectar para los canes, debido a que se proyectan profundidades de más de 1.80 metros con capas alternas de tierra y piedras, lo que dificulta la labor de hallazgo.

Estas últimas fosas han sido encontradas apenas en un cuadrante de 20 por 20 metros, sin embargo, Aracely Salcedo advirtió que todavía falta mucho terreno por revisar, de modo que este predio ubicado en un cerro, se trata de un verdadero “cementerio clandestino” que guarda un horror todavía más grande.

En el lugar ha apoyado personal de la Fiscalía General de la República (FGR) como de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), binomios caninos, arqueólogas, antropólogos y fotógrafos. También se ha sumado personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) e incluso ha llegado al lugar el fiscal general, Jorge Winckler Ortiz, que ha brindado apoyo al Colectivo en esta búsqueda.

La representante del Colectivo destacó sobre todo el apoyo de los binomios caninos, pues con ellos pudieron detectar puntos que no podrían haber encontrado por la profundidad o las condiciones del campo.

Según Aracely Salcedo, se trata de un campo de exterminio, en el que se espera la localización de más cuerpos todavía, además de que describió este lugar como uno en el que la crueldad abundó, pues las personas subían vivas e incluso las hacían cavar su propia fosa, para terminar inhumados clandestinamente. En la mayoría de los casos descubiertos hasta ahora, se ha detectado que los cuerpos fueron decapitados o desmembrados.

Originalmente, en este punto se encontraron cuatro cuerpos en dos búsquedas previas. El viernes y el lunes hubo hallazgos positivos, por lo que se elevó a seis y el miércoles se exhumaron cuatro cuerpos más, por lo que en total se suman 10 personas enterradas clandestinamente en este predio.

El Colectivo de Familias de Personas Desaparecidas Orizaba-Córdoba, llegó a esta ubicación (a las faldas del cerro del Borrego), gracias a un reporte anónimo. Desde finales de 2017 a la fecha, suben a este cerro cerca de Río Blanco para revisar la zona y dar aviso a las autoridades, con las que han trabajado eficientemente.

 

Por ejemplo, con la Fiscalía General del Estado han tenido la oportunidad de estar en el lugar al momento de las exhumaciones, de registrar en bitácoras lo encontrado o revisar los protocolos de actuación.

Del total de los cuerpos que se han exhumado, sólo uno ha sido identificado (en 2018), se trató de un joven y el propio padre estuvo presente en el hallazgo. El resto permanece en Servicios Periciales, en Orizaba. También el Colectivo lanzará una nueva jornada de toma de muestras de ADN, para que se puedan integrar a las carpetas de investigación y así cotejar los resultados y poder brindarle certeza a alguna familia.

Cabe destacar que el terreno es muy amplio, por lo que falta todavía mucho trabajo por hacer y se calcula que podría haber una gran cantidad de personas enterradas en este sitio.

Por Violeta Santiago

¿Usted qué opina?: