Agua Dulce.- Un elemento de Apoyo Vial que laboraba en la oficina de la Delegación de Tránsito Número 19 acusó ser objeto de un despido injustificado como represalia por parte del delegado Hermenegildo Rayo Velázquez, el cual a su vez señaló haber pedido el cese del trabajador debido a presuntos actos de corrupción.

Los dos involucrados se han señalado mutuamente de estas actividades irregulares. Por un lado, el elemento dijo haber recibido órdenes del delegado para pedir dinero a una compañía que labora en el campo petrolero de Rabasa, mientras que Rayo Velázquez, a su vez, expuso que fue el elemento el que cometió los actos irregulares.

El oficial, identificado como Julio, quien sumaba casi cuatro años como Apoyo Vial de la en Agua Dulce, declaró que los supuestos cobros a compañías subcontratadas por Pemex fueron ordenados por el propio delegado.

Cuando el Jefe de Servicios Lucio Chiguil Aculteco intervino una unidad y los ocupantes de esta señalaron el arreglo con el oficial, le reclamó al delegado, quien procedió en contra de Julio, deslindándose de haber dado alguna orden.

El exagente de apoyo acusó que el delegado le ordenó en varias ocasiones cobrar fuertes sumas a los involucrados en accidentes y citó como ejemplos los tres últimos percances que se han registrado en Agua Dulce.

El entrevistado agregó que le impedían brindar pláticas de capacitación en las escuelas, tal como lo establece el programa de la dependencia, pues no recibió el apoyo del delegado, el cual en cambio le insistía en reunir dinero, ya que esa “era la prioridad”.

Por último indicó que procederá ante las instancias que sean necesarias para defenderse, pues no le han presentado pruebas y según su declaración, fue despedido con amenazas por parte del delegado Hermenegildo Rayo, quien señaló que procedería legalmente contra él si regresaba a la oficina.

Por Violeta Santiago