Ciudad de México.– A mano alzada, el Congreso Nacional de Morena decidió nombrar al diputado Alfonso Ramírez Cuéllar como dirigente interino para que, a más tardar en cuatro meses, convoque a elecciones y se elija al nuevo dirigente del partido oficialista, que hasta este domingo era encabezado por Yeidckol Polevnsky.

Con la presencia de unos mil 310 morenistas y la ausencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador, inició el Congreso a puerta cerrada, a pesar de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) advirtió que la reunión era ilegal, esto después de que Polevnsky tramitara una impugnación el 23 de enero.

👇👇 TE RECOMENDAMOS LEER 👇👇

Militantes de Morena piden remoción de Yeidckol Polevnsky

Desplazada de la presidencia, Polevnsky dijo en su cuenta de Twitter que el Comité Ejecutivo Nacional es el único órgano de dirección de Morena que puede establecer los lineamientos para el cambio de dirigencia; no obstante, Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional, observó que es un proceso que no puede seguirse prorrogando.

“Necesitamos movilizarnos y hacer presión para que el Tribunal deje de emitir resoluciones políticamente cuestionadas. Buscan hasta debajo de las piedras y eso tiene que ver con el dolo y nos dejan sin ningún recurso jurídico para podernos defender”, afirmó en el evento realizado.