Poza Rica, Ver.- Cien trabajadores pepenadores que dependían del relleno sanitario de esta ciudad con el reciclaje y separación de los desechos sólidos urbanos, se encuentran en el desamparo, “con la clausura de las instalaciones nadie nos da trabajo por el COVID”.

De esta manera se expresó en entrevista Isabel Cortés Aldana, secretaria general del sindicato de trabajadores pepenadores de Poza Rica, al agregar “no tenemos dinero, no tenemos empleo, y esto afecta a nuestras familias que dependen de esta actividad”.

Lo grave del caso, citó Cortés Aldana, “mientras a nosotros, personal que está de guardia en las instalaciones del relleno sanitario nos impide sacar el material ya reciclado, a otras personas se les permite ingresar y de esta manera nos discriminan”.

Señaló que a cinco días de que las autoridades ambientales clausuraran las instalaciones del relleno sanitario de este municipio, no ha tenido ninguna información de parte del gerente general Rodolfo Rafael Tinoco Vázquez  y su auxiliar Severiano Cruz Sánchez.

Cortés Aldana dijo que es preocupante y desesperante la situación que enfrentan las  familias de los cien trabajadores pepenadores que no tienen empleo ni dinero, pero sí mucha hambre para atender a sus seres queridos.

La dirigente de los trabajadores pepenadores sostuvo que acudirán ante el secretario general de la Federación Regional Obrera CTM, Guillermo de los Santos Sánchez, “queremos que interceda a nuestro favor ante la empresa PASA y no nos deje a la deriva”.

Por Isaías García Pérez

Gráficas Ademir Lozano Neri