Acatlán de Osorio, Pue.- Luego del caso del doble linchamiento el 29 de agosto, en Acatlán ha comenzado a disminuir la actividad comercial, índices que también se reflejan en el número de usuarios del transporte público.

Tanto comerciantes como choferes de diferentes rutas, señalan que la afluencia de personas a los días de plaza ha disminuido considerablemente, calculándose que el número de pasajeros disminuyó en un 30 por ciento.

Ante esta situación, residentes piden no se juzgue a todo el municipio por los hechos sucedidos, ya que ellos intentan trabajar de manera normal, sin embargo, la mala fama ha obligado a visitantes a optar por otros sitios, pues de acuerdo a éstos, los hechos de asesinato contra campesinos ya han marcado esta región.

 

¿Usted qué opina?: