Coatzintla, Ver.- Habitantes de la comunidad Miguel Hidalgo se disputan un terreno que mantienen en posesión desde hace 70 años.

La señora Olga Lilia García Gallardo, una de las vecinas inconformes acusó que el ex subagente municipal, Wilfrido Rangel Pérez, pretende despojarlas e invadir, junto con otras familias, las 2 hectáreas de predio que habitan desde hace siete décadas.

Desde el pasado lunes 9 de septiembre, cuatro personas se presentaron al lugar para comenzar a medir las fracciones de tierra, delimitarlos y cercarlos con postes de palo, para posteriormente construir sus viviendas y habitarlas.

La inconforme aseguró que Wilfrido Rangel, quien actualmente es el secretario de la subagencia municipal, las defraudó, debido a que inicialmente les pidió copias de los documentos de la posesión, con la promesa de apoyarlas en la regularización del terreno, pero el domingo pasado, las amenazó con despojarlas del lugar, argumentando que ninguno de ellos es propietario, y por lo tanto, él tomaría el solar para “meter” a personas que necesitan de un espacio digno dónde vivir.

Sin embargo, las actuales posesionarias, que son 22 familias, se oponen a que les invadan el espacio territorial, ya que aseguraron que las personas “beneficiadas” son vecinos de esa localidad, y que cuentan con sus respectivos lotes y domicilios.

Se trata de un solar que forma parte del sector poblacional conocido como Campo 2 de Petróleos Mexicanos (Pemex), y que delimita con el antiguo basurero de la ciudad de Poza Rica, situado sobre la carretera hacia Papantla.

DESMIENTE Y SE DESLINDA DE LA INVASIÓN

Por su parte, el ex subagente municipal, Wilfrido Rangel Pérez, desmintió esas acusaciones y se deslindó de las invasiones que han hecho las cuatro personas que ya circularon los lotes en ese sector habitacional de la comunidad Miguel Hidalgo, de Coatzintla.

Por el contrario -dijo- existe un grupo de pobladores que gestiona la regularización de los terrenos que también están en posesión. Actualmente, y de acuerdo a un proyecto de escrituración, son un total de 47 lotes que colindan con la escuela primaria “Juan Zuccolotto”, que se encuentran en proceso de legalización.

El área que está siendo invadida -dijo- también está contemplada en la regularización, pero afirmó que son dos posesionarios que, durante varios años, mantienen en disputa, y esa situación ha impedido concluir con el trámite ante las autoridades correspondientes.

“He tenido un diálogo con ellos (los posesionarios), invitándolos a que, y así se los comento, que ellos se organicen. Ahorita, como ustedes vieron, hay un grupo de personas que se asentaron en un solo espacio, cuando realmente el espacio es grande. Nosotros sólo los invitamos a que se repartan, de manera equitativa, el terreno, y con ello, hacer un proyecto de regularización”, respondió Rangel Pérez, al ser cuestionado sobre las acusaciones de la invasión del lugar.

También se deslindó de las personas que ya llegaron al lugar, y dijo desconocer quién los mandó, y negó haber incitado a la invasión. Insistió en que los dos posesionarios mayoritarios mantienen una disputa por el predio.

Por José Martín