La refinería en Dos Bocas, Tabasco, tiene altísimas probabilidades de fracasar y es una mala idea, manifestó el diputado priista Enrique Ochoa Reza.

Es necesario, dijo, que Petróleos Mexicanos (Pemex) primero apruebe en su Consejo de Administración la refinería, eso obligaría a presentar todos los planteamientos que conlleva la obra.

 “Para que sea una buena idea se tienen que plantear todos los documentos técnicos que expliquen las ingenierías, los estudios ambientales, las corridas financieras y los principales elementos de rentabilidad que justifiquen una inversión de esa magnitud para el beneficio de los mexicanos”, puntualizó.