Puebla, Pue.- Dos hermanos, de seis y dos años de edad, sufrieron quemaduras en rostro y extremidades, luego que al estar jugando en su casa tiraran un tanque de gas y éste diera un flamazo.

Personal de Protección Civil Municipal, paramédicos del SUMA, así como Bomberos del estado, se trasladaron al domicilio número 3817, de la calle 38 Poniente y la 19 Norte, en la colonia San Miguel Hueyotlipan, donde se reportó se registraba un incendio.

Los elementos ingresaron de inmediato al inmueble donde hallaron a dos niños que presentaban lesiones en la piel, producidas por fuego.

Los familiares de los infantes informaron a las autoridades que ambos se encontraban jugando en uno de los cuartos donde estaba un cilindro de gas LP, el cual tiraron de manera accidental y así se provocó un flamazo afectando a los menores de edad y algunos muebles de alrededor.

Los paramédicos brindaron atención a Leobardo, de dos años nueve meses, por quemaduras de primer grado en cabeza, cara y brazos, mientras que Isabel, de seis años, sufrió quemaduras del mismo grado en cara y brazos.

De emergencia fueron estabilizados y se ordenó su traslado al Hospital del Niño Poblano, para que recibieran la atención necesaria debido a que sufrieron quemaduras de primer grado en el rostro y extremidades.

Jorge Barrientos.