Juchique de Ferrer, Ver.- Desde hace una semana que el personal de CAEV empezó a abandonar sus instalaciones en el municipio, pues tras una consulta se decidió terminar con el servicio que prestaba le dependencia estatal.

Esto se dio después de varios años en los que, a decir de los habitantes, el servicio que rindió la CAEV fue pésimo desde un principio, pues la zona alta de la ciudad siempre padeció de falta de agua potable, así como durante la semana no había agua por lo menos cuatro días, lo que orillaba a la población a acarrear agua del río en cubetas o en camionetas.

Más en impreso…

¿Usted qué opina?: