Ciudad de México.- La campaña promocional del P30 Pro hubiera sido perfecta si es que no se hubiera descubierto que las fotos no pertenecían al equipo de Huawei.

La empresa quería presumir el lente periscopio del nuevo modelo y lo ilustró con una imagen de un volcán haciendo erupción, sin embargo, la fotografía en realidad correspondía a una tomada con una cámara profesional y tenía, al menos, 10 años circulando en la red.

A Huawei no le quedó de otra más que aceptar el timo y argumentó que las imágenes que sus creativos utilizaron en la campaña sólo eran de referencia.