CDMX.- Antes de concluir su mandato en noviembre, Enrique Peña Nieto se prepara a realizar el que sería su último viaje al extranjero en el lujoso avión presidencial que presumió por todo el mundo, muchas veces en compañía de su familia. Irónicamente bautizado con el nombre del Siervo de la Nación, José María Morelos y Pavón, el ostentoso Boeing 787 “Dreamliner” serviría para llevar a Peña y sus invitados este fin de mes a Nueva York donde, entre otras actividades, el mandatario participaría en la 73 Asamblea General de la Organización de las Naciones. A su regreso empezaría a empacar para desalojar la residencia oficial de Los Pinos.

¿Usted qué opina?: