Ciudad de México.- En adelante dejará de ser obligatorio para los concesionarios de las gasolineras del país utilizar el código de colores que desde noviembre pasado impuso la Comisión Reguladora de Energía.

 Dicho código era de color verde para la gasolina regular, rojo para la gasolina Premium y negro para el diésel, pero ahora “los permisionarios podrán usar los colores afines a su marca en las pistolas de despacho”.

Otro cambio aprobado fue una reducción en el tamaño de las letras de los tableros para indicar las marcas y tipo de combustibles, que pasará de 15 a 12.5 centímetros. La CRE remarcó que se mantiene la obligación de publicar los precios vigentes de gasolinas y diésel en las estaciones de servicio en un tamaño de 20 centímetros de alto por 10 centímetros de ancho.

¿Usted qué opina?: