Mezquital, Dgo.- Dos policías estatales de Durango fueron asesinados tras ser emboscados mientras realizaban rondines de vigilancia en el poblado de Cerro Verde; otros cuatro más resultaron heridos.

Los agentes circulaban en un camino de terracería y se dirigían a la comunidad de San Francisco cuando fueron sorprendidos por sujetos armados que iniciaron un tiroteo; la respuesta de los uniformados no fue tan rápida y los agresores consiguieron huir.

Una vez que terminó la lluvia de balas, los sobrevivientes apoyaron a sus compañeros lesionados y llamaron a elementos de la Policía Investigadora de Delitos, quienes comenzaron las pesquisas sobre este hecho.

Desafortunadamente, dos de los efectivos atacados fallecieron y otros cuatro fueron llevados a un hospital para ser atendidos por las heridas de proyectil de arma de fuego.