Puebla, Pue.- El paso peatonal de la calle 31 Oriente y bulevar 5 de Mayo, tienen en disputa al Frente Nacional por la Familia y a miembros de la comunidad LGBTTTI.

Y es que, en junio pasado el Ayuntamiento de Puebla inauguró “Cebras Peatonales Arcoíris”, la alcaldesa, Claudia Rivera Vivanco, sostuvo que el pintado simbólico de esta zona tiene una doble causa: hacer visible la lucha contra toda forma de discriminación y violencia de género contra las mujeres y contra la comunidad, posteriormente un ciudadano interpuso un amparo para inconformarse, lo que hizo que se confrontaran en los tribunales. El Tribunal de Justicia Administrativa del Estado ordenó volver a pintar de blanco el paso cebra, con el argumento de que no corresponde a la normatividad vigente para este tipo de cruces.

Por lo que, el pasado miércoles, jóvenes y mujeres vestidos de blanco acudieron al lugar del cruce peatonal multicolor y repintaron de blanco cada línea, para que quedara como estaba antes, pues aseguraron que con esa acción buscaban favorecer a los conductores que pasan por la zona, ya que podrían tener poca visibilidad del paso peatonal al estar multicolor.

Sin embargo, la tarde-noche de este sábado, vía redes sociales, un grupo de la comunidad LGBTTTI, invitaban a unirse para pintar nuevamente el paso peatonal de arcoíris durante la madrugada, aseguran que ningún conservador les ganará la batalla sobre garantizar los mismos derechos para todos.

Por Jorge Barrientos