Encargado del programa se fue sin entregar todos los insumos solicitados

Martínez de la Torre, Ver.- Parte de la Reforma Educativa incluía la implementación de clubes escolares, sin embargo el apoyo para éstos no fue completo, lo que provocó que muchos de no se desarrollaran o que se hicieran de manera parcial, con el cambio de Gobierno han quedado en el limbo, por lo que las autoridades escolares esperan información sobre el futuro de éstos.

Sobre este tema, la profesora Anabel Ceja Marrero, directora de la primaria Benito Juárez García, turno matutino nos comenta “la escuela hizo un esfuerzo por realizar sus clubes, un gran esfuerzo porque al principio casi no tuvimos información, con el tiempo a la escuela le llego más apoyo pues se le considera como “muestra estatal”, entonces nos citaban a Xalapa y Poza Rica y nos dieron orientaciones”.

Refiere que en esas visitas se les informó que recibirían un “componente” de 25 mil pesos, para utilizarlo en los clubes, sin embargo ese recurso no era en efectivo sino en un tienda virtual donde tenían que comprar lo que requerían para sus clubes, en su caso pidió materiales, pero le llegaron de manera parcial, pues un equipo muy completo y que costaba 14 mil pesos para el taller de pintura es la fecha en la que no les ha sido entregado.

Declaró que en los últimos meses de la administración pasada la persona encargada del programa fue cuestionada en un grupo de whatsapp de directores a nivel estatal, a quienes solo les dijo que su tiempo había terminado y sin más se fue, sin noticias del componente faltante de todas las escuelas, por lo que están a la espera de que alguna autoridad les diga qué ha pasado con dichos recursos.

En esta primaria continúan realizando los clubes pero no sabe si continuarán o no, pues por el momento los padres y los maestros han mostrado disposición para apoyar a que continúen, y generando recursos por medio de vendimias y otras actividades, pero es necesario que las autoridades comiencen a informar sobre que pasará con estos clubes o si van a desaparecer, pues para sostenerlos es necesario recurso y personal capacitado.

Por Miguel Martínez