Tihuatlán, Ver.– Debido a que las cifras de casos confirmados y defunciones se siguen presentando en el municipio, autoridades locales encabezadas por el alcalde Raúl Hernández, se encuentran reforzando las acciones preventivas de sanitización.

Otras de las acciones que mantienen es la entrega de cubrebocas a la población, para que de esta manera esté mayormente protegida contra cualquier riesgo de contagio, sobre todo porque la zona de Tihuatlán es considerada dentro de las de más alto riesgo.

De acuerdo con el edil, a partir de este lunes se puso en marcha la sanitización de los comercios y de los lugares y espacios públicos de todo el municipio, por lo que es necesario que los propietarios de estos establecimientos acaten las medidas sanitarias presentadas por la Secretaría de Salud.

Hernández Gallardo enfatizó que será también responsabilidad de la población acatar las recomendaciones, por lo que dijo que durante esta contingencia del COVID-19 también es responsabilidad de la ciudadanía el continuar con las reglas sanitarias para proteger a los negocios, así como a los clientes.

Finalmente dijo que es necesario que todos se responsabilicen para que se siga manteniendo el aislamiento preventivo, de lo contrario, este problema de contagios e incluso de muertes, podría seguir aumentando si no se tiene el cuidado necesario.