Papantla, Ver.- Al menos 30 mujeres dedicadas a la elaboración y venta de artesanías propias de esta región, carecen de energía eléctrica en el local que ocupan desde el 2015.

Las mujeres están organizadas, y es así como al paso de los años han logrado exponer sus productos fuera de ese edificio construido especialmente para la exhibición y comercialización de esos productos, que son parte importante de la cultura del Totonacapan.

Sin embargo, en algún momento y a base de gran esfuerzo contaron con luz eléctrica, pero el monto de ese consumo se les elevó y ya no fue posible pagar el recibo, por lo que el servicio fue cortado de inmediato.

Más tarde, se les ocurrió la formidable idea de obtener energía sin pagarla, y conectaron los famosos diablitos, por lo cual fueron sancionados con 20 mil pesos de acuerdo con el tabulador de la Comisión Federal de Electricidad.

Eso ocurrió en enero de 2017, y hasta el momento carecen de electricidad, por lo cual realizan sus ventas apoyados en la luz del día, y antes de que caiga la noche cierran las puertas porque adentro todo se convierte en penumbras.

Del Ayuntamiento no han obtenido respuesta, como tampoco la tuvieron durante la administración de Marcos Romero Sánchez, pero de nueva cuenta se acercaron al municipio en busca de alguna solución a ese grave problema que enfrentan pese a ser parte fundamental dentro de los atractivos de la cultura del Totonacapan.

Por Sabino Bautista Juárez

¿Usted qué opina?: