Puebla, Pue.- Los cadáveres encobijados hallados en San Jerónimo Caleras, fueron traídos desde Veracruz y de la Ciudad de México, confirmó el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Detalló que, de acuerdo a la Fiscalía General del Estado (FGE), ambos fueron asesinados por un ajuste de cuentas entre grupos de la delincuencia organizada, “sólo los vinieron a tirar a Puebla para causar terror”.

Refirió que esta práctica ha sido muy constante. Los delincuentes de otras entidades vienen a tirar los cuerpos al estado.

Por otro lado, mencionó que los delitos como huachicol, robo a transporte de carga, secuestros, han ido a la baja, y la inseguridad se redujo un 20 por ciento.

Como prueba está la detención de la banda “La Bigotona”, en Tehuacán.

Hasta el momento nadie ha reclamado los cuerpos de los cuatro asesinados.

Redes