San Rafael, Ver.- Crece la preocupación entre el sector campesino de San Rafael, esto debido a que ante la falta de dirigentes en la Unión de Ejidos se podría complicar el acceso a los apoyos y recursos de los programas para el campo de la próxima administración federal y estatal, por lo que hacen un llamado a realizar el cambio de esta estructura.

Sobre esta situación, refieren que ya son más de seis meses sin una dirigencia y ante el cierre de año es urgente que se reestructure, pues de no hacerse podrían perderse de excelentes programas que promoverá el próximo gobierno federal y estatal, señalaron agremiados a la Unión de Ejidos.

Por ello convocan a una reunión para que se realice una asamblea y se informe a los ejidatarios que integran esta organización sobre la situación que vive la organización, y cuáles son los motivos para que se reestructure.

Este problema se deriva de que el presidente Alfonso Hernández Reyes, así como Donaciano Perdomo Maldonado, dejaron de ser ejidatarios, por lo que por estatutos quedaron fuera de la mesa directiva, es por ello que es necesario cubrir esos cargos para tener representatividad y poder comenzar a organizar el trabajo de gestión ante la Sagarpa y la Sedarpa en la próxima administración.

De igual forma, pedirán información sobre el trabajo de la organización, pues durante su periodo al frente de la misma no hay información sobre gestiones y programas realizados por ellos.

Pero la mayor necesidad de que se reestructure la directiva es para que gestionen programas en favor del sector campesino, esto debido a que las próximas administraciones aseguran vienen con una nueva forma de trabajo, donde el productor será beneficiario directo de estos recursos y programas.

Por Miguel Martínez

¿Usted qué opina?: