Coazacoalcos, Ver.- Agobiado una severa crisis depresiva, escapó por la puerta falsa del suicidio el empresario del giro negro conocido como Don Napo.

El hoy extinto fue propieario del Marlin Bar, que por muchos años funcionó en lo que habría sido la zona de tolerancia, y de la Terraza Napo que se sitúa sobre la calle Román Marín.

De acuerdo con fuentes extraoficiales, “Don Napo” ingirió algún tipo de veneno y fue hallado sin vida la tarde este sábado en una vecindad donde rentaba un cuarto.

El hoy extinto respondió en vida al nombre de Eduardo Castillo y tenía aproximadamente 80 años.

Su cadáver fue localizado en la vecindad ubicada sobre la calle Agustín Lara, casi esquina con Lucas Alamán de la colonia 5 de Febrero.

Sus restos fueron enviados al Servicio Médico Forense (Semefo), en espera de que sea reclamado por algún familiar.

Gregorio Antonio