Minatitlán, Ver.- Este fin de semana se viralizó un video en el que un niño veracruzano implora al Presidente Andrés Manuel López Obrador que resuelva el desabasto de medicamentos para el cáncer, pero no es la primera vez que intenta hacer contacto con él.

En febrero, Erick González Girón expresó su deseo de encontrarse con el mandatario, con la esperanza de que le ayudara con el tratamiento y que hubiera empatía, ya que su sueño es llegar a la Grandes Ligas en el béisbol, el deporte favorito de López Obrador, quien no ha vacilado en destinar mil millones de pesos en la construcción de dos estadios.

TE RECOMENDAMOS: https://www.vanguardiaveracruz.mx/suplica-nino-veracruzano-a-amlo-que-no-lo-deje-morir/?fbclid=IwAR163_5-DQD19bu1XOtpqCcAc8338HCjke6VNHf0LES_PbEVF9yPaIjFK0E

“Yo quiero conocer al señor Presidente, para que me ayude con mi tratamiento de cáncer. Me quiero curar y seguir jugando béisbol, como a él también le gusta”, comentó en ese entonces el pequeño de 10 años, originario de Minatitlán, donde jugaba con Los Leones hasta que, en julio de 2017, le detectaron leucemia.

A pesar de que Erick hizo manifiestos sus anhelos desde hace siete meses, no ha obtenido la atención del Presidente, quien apenas hace unos días dijo que la gente “estaba feliz, feliz, feliz” con su gobierno, lo que no opinan los padres de familia que este viernes bloquearon la calle donde se ubica el hospital general “20 de Noviembre” para protestar por la insuficiencia de las medicinas.

Mientras llegan los insumos y López Obrador decide voltear a ver el caso de Erick, él sigue soñando con volver a correr las carreras en el diamante y llegar a formar parte de los Dodgers; en tanto, continúa postrado en la cama, ya en la era de la cuarta transformación.

 

Por Teresa Jiménez