San Diego.- Funcionaban con energía solar los sistemas de iluminación y ventilación del túnel que fue descubierto a medio construir en una remota zona al este de San Diego, revela ahora  la Patrulla Fronteriza. El paso clandestino medía 191 metros (627 pies), de los cuales 102 metros (336 pies) estaban en territorio estadounidense, en la localidad de Jacumba.

Descubierto por las autoridades mexicanas el pasado 19 de septiembre, el túnel todavía no tenía salida hacia Estados Unidos, aunque ya estaba revestido con un sistema de rieles a lo largo y tenía dos bombas de sumidero.

Este es uno más de los muchos túneles transfronterizos, a menudo incompletos, que han sido detectados en la frontera entre México y Estados Unidos. Normalmente se emplean para pasar drogas de contrabando pero también para introducir migrantes indocumentados.

¿Usted qué opina?: