Ciudad de México.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizó un sondeo para conocer los precios del kilo de la pechuga de pollo entre el 11 y el 17 de julio y encontró que el Superama que está en Río Churubusco el costo es de 131 pesos.

El precio más económico se halló en el Soriana que se ubica en Center Plaza, donde el kilo de pechuga de pollo está en 74.90 pesos, de acuerdo con el sondeo de la Profeco, cuyo titular, Ricardo Sheffield, explicó que los altos costos se deben a que creció la demanda y no se ha podido importar más.

“Una cosa es que la Secretaría de Economía autorice (la importación) y otra cosa es que algún importador traiga de Brasil ese pollo completo o en piezas, mientras no lo importe nadie, no tiene un efecto en el mercado”, concluyó.