Ciudad de México.- El secretario de Comunicaciones y Transportes Javier Jiménez Espriú no declaró el departamento en Houston, Texas, porque ya no le pertenece.

A través de un comunicado, el funcionario explicó que su esposa adquirió el inmueble en 1992 y en 2016 lo donaron a una sociedad que él administraba pero que transfirió todas las acciones antes de incorporarse al gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“En consecuencia, si bien Javier Jiménez Gutiérrez se desempeña como administrador de tal sociedad, su servidor no tiene relación alguna con ella. Por lo anterior, el inmueble en mención no fue reportado en la declaración patrimonial de su servidor”, concluyó.