Ciudad de México.- Las entidades federativas no solamente recibieron subsidios del gobierno federal nueve veces más, sino que además los recursos tuvieron su origen en programas que no tienen reglas de operación, de acuerdo con el informe Arquitectura del Ramo 23, de la organización México Evalúa.

El documento señala que algunas partidas del Ramo 23 del Presupuesto de Egresos podrían ser usadas en premios o castigos para los ayuntamientos debido a que no hay reglas para su asignación.

“Se trata de una bolsa millonaria de recursos cuya asignación queda a criterio exclusivo de la SHCP”, alertó la organización.

Precisa que “sin reglas de operación, sin diseño ni normatividad, esta secretaría decide a quién otorgarle recursos, por qué, cuánto y cuándo. La entrega de recursos se efectúa por medio de convenios que la misma secretaría define, los cuales en su mayoría no se publican”.

¿Usted qué opina?: